Apartamentos en Palma de Mallorca
Apartamentos en Palma de Mallorca
5/15

Buscar la esencia arquitectónica y vital de un edificio, reinterpretar su estética y reinventar su funcionalidad. Son las premisas de CYROS para convertir en realidad las quimeras urbanísticas. La última, Can Savella, un oasis en el corazón de Mallorca.

Durante 6 meses el casco antiguo de Mallorca ha visto renacer de las ruinas este edificio histórico ofreciendo una combinación de solera señorial y espíritu mediterráneo. Piedra y madera junto a tejidos ligeros y espacios amplios y luminosos. Esencia de tradición arquitectònica, reinventada según los cánones de la modernidad en el interiorismo.

Can Savella es un edificio de 9 apartamentos con una distribución práctica y acogedora, basada en el estilo de vida mediterráneo. Una reorganización del espacio en sentido vertical y horizontal ha permitido respetar la originalidad de las zonas comunes, aprovechar zonas en deshuso y optimizar  el interior de cada una de las viviendas.

Las terrazas es el nombre de este apartamento dúplex en Can Savella. Espacios diàfanos de inspiración mediterránea. Ligereza, luminosidad y frescura para una vivienda abierta a a la Mallorca histórica a través de una solárium privado en la parte más alta del edificio.

Cientos de trazos y decenas de bocetos hasta revivir una construcción ajada por el tiempo. La redistribución del espacio en altura permite un ático con dos terrazas. Una vivienda desde la que poder contemplar desde el sofá o la cama el horizonte que recortan iglesias y edificios históricos  sobre el cielo de Mallorca.

Las casas de la alta nobleza o de poderosos mercaderes, también la pequeña aristocracia y las clases medias profesionales de la Mallorca del siglo XV miraban a un patio interior que bullía de actividad a diario. Su superficie empedrada y descubierta, delimitada por arcos, columnas y capiteles, era el preámbulo a la intimidad de la vivienda. Esencia a historia en el patio de Can Savella, al que miran las ventanas de este original apartamento de dos alturas. Amplio salón comedor en la planta principal y privacidad en la habitación y baño en otro nivel. Un laborioso trabajo de redistribución del espacio de la vivienda original ha permitido compartir estancias en plantas diferentes para conseguir una construcción dinámica.

La luz natural cala hasta el más escondido rincón de Can Savella. El uso de tecnología de vanguardia y sostenible posibilita que el sol mallorquín llegue hasta las estancias más bajas del edificio. 

Luminosidad y espacio diáfano en esta Suite ideada para una estancia cómoda y relajante. Techos altos y vigas de madera conservadas de la originaria casa palaciega confieren a este apartamento un aire mediterráneo tradicional que se completa con las vistas al típico patio mallorquín. La herencia del pasado se fusiona con la modernidad de un cuidado interiorismo para que la experiencia en esta estancia sea especialmente acogedora.